nauticacoaching.com

+54.11.4544.2816
Ciudad de la Paz 3025
Buenos Aires, Argentina

Acerca de:

Éste es el espacio on line- de la consultora especializada en desarrollo y aprendizaje organizacional, Náutica Coaching.

Cultivando un estilo creativo e innovador diseñamos dos líneas de entrenamiento Terra y Velas; ambas con eje en las necesidades estratégicas de cada organización.

Los invitamos a conocerlas recorriendo este blog.

Una extrategia para llegar a buen puerto

Coaching Náutico

Una nueva forma de aprendizaje organizacionalLa navegación a vela puede ser tomada como una excelente metáfora  para potenciar las competencias que  integran el aprendizaje organizacional: liderazgo, trabajo en equipo, cambio, comunicación, motivación y tantas otras, encuentran en este escenario el medio ideal para que luego, en un trabajo de reflexión y elaboración guiado por profesionales,  el staff de una compañía,  pueda encontrar  relaciones entre la  experiencia náutica y lo que sucede dentro de la empresa  en cuanto a los propios comportamientos. Esto instala nuevos aprendizajes que   posteriormente se traducirán en mejores resultados.

La experiencia náutica  es una vivencia colmada de emociones límites. Para comenzar cambia el medio habitual. El piso ya  no es firme bajo nuestros pies, estamos en un espacio que comparado con el habitual, es reducido.

Cómo se puede apreciar, el cambio abrupto  es la primera distinción que se  impone a los tripulantes de un velero, este cambio es captado por nuestra mente y nuestro cuerpo,  quedando grabado en la memoria. El equilibrio que teníamos en tierra se tiene que recuperar rápidamente, curiosamente el cuerpo responde y se va acomodando al ritmo que le imponen las  condiciones  de la naturaleza, el oleaje, por ejemplo.

Aparece inmediatamente el tema de la incertidumbre, cómo  seguirá el tiempo, podremos usar las velas?, cuando las desplegaremos?, con cuantas nos manejaremos? de que lado  sopla el viento? Pero la naturaleza no se controla, no es el hombre quien dispone, pero si  quien elige cómo responder, que hacer, hasta donde navegar con motor, quien timonea… Y de esta elección, de este proceso que se inicia  con varios despliegues que involucran  al arte de la  navegación, dependerá que se tenga un viaje eficiente y placentero.

TRABAJO EN EQUIPO

Por otro lado, necesitamos del equipo. Desde el encendido del motor, liberar  amarras, partir de la marina, internarse en las aguas  de mar o de río, el acuerdo previo  sobre el rumbo. Siempre se tiene que recurrir al otro. La interacción debe tener una coordinación de acciones perfecta, dado que el velero debe llevarnos al destino elegido por todos, bajo las indicaciones del capitán, líder del grupo y responsable último de que la navegación sea  adecuada.

Entonces, la idea del trabajo en equipo, toma el entusiasmo necesario para transformarla en acción inmediata, casi no se piensa, se coordina con el otro en forma automática, sin pérdidas de tiempo, no son momentos de discutir,  sino de hacer con el otro en forma sinérgica, porque nuestro destino quedó en ese espacio de tiempo ligado al de los compañeros, y una visión nos une a todos en un mismo impulso, en una misma energía hasta el momento desconocida en otros medios. Estamos entonces en sintonía con otra distinción imprescindible y pilar del funcionamiento de cualquier empresa, de cualquier organización: el trabajo en equipo. Así  se  incorpora esta  competencia, muchas veces desatendida en cuanto a la profundidad con que requiere ser  considerada.  En esta experiencia la emocionalidad conjunta, lograda a bordo, opera de ancla  del aprendizaje.

El proceso

Los programas de coaching náutico se  diseñan a medida  para cada  empresa , luego de realizar un diagnóstico organizacional. Mediante el mismo, se detectan las competencias a reforzar o desarrollar y se investigan las defensas  organizacionales y otras anomalías propias de las empresas, cuyo efecto  emerge en forma de  resultados insatisfactorios   tanto para los directivos, cómo para el resto de la organización.

Nunca un programa es igual a otro, tanto en navegación, como en tierra. Los programas alternan una experiencia  náutica  con  charlas  preliminares y talleres posteriores donde se reflexiona y se articulan las  vivencias  a bordo con las laborales cotidianas. Esto último es el  corazón del coaching náutico y debe ser un trabajo  realizado por profesionales  que puedan  conocer  en profundidad ambos dominios para que se instaure un  verdadero aprendizaje organizacional y no se trate  sólo de una experiencia de navegación , un paseo o una regata , sin anclaje en lo que nos interesa desarrollar y cambiar.

Podríamos decir que posteriormente a la experiencia observamos: Las emociones que dispara potencian el aprendizaje, el proceso posterior a la práctica se infunde de energía y entusiasmo, la comunicación que se logra entre los participantes perdura en el tiempo, la reflexión se profundiza y se obtienen cambios en la creatividad, se  potencian la iniciativa y la auto-motivación, el cambio pasa a ser visto cómo un desafío y  se estimula la solidaridad del equipo.

Para concluir podríamos decir: para los profesionales del coaching náutico, la misión consiste en  obtener que los “equipos de alto rendimiento” dejen de ser sólo un concepto, para ser una acción permanente.

 

Lic. Teresa Benedetti

Master en Coaching Organizacional – USAL-

Directora de Náutica Coaching

Artículo publicado en revista Fortuna – 30 12- 2006.



Cuestión de Clima

Obra de teatro para talleres en Biogénesis Bagó
–agosto/septiembre 2011-

Evaluación del desempeño

Obra de teatro para talleres en Banco de Galicia
–enero/febrero 2011-