Trabajo en equipo, la piedra fundamental.

Hoy, mas que nunca en las corporaciones el individualismo ha cedido paso (por absoluta necesidad) a prácticas interpersonales de colaboración. Si se reflexiona, las ideas transitan de mente en mente y al sufrir diferentes procesamientos , la innovación nunca tiene un grado de pureza tal, que algo pueda pensarse producto de una originalidad única. Ni aún los grandes inventos de la ciencia y de la técnica partieron de cero.

Uno de los aspectos del talento empresarial (las búsquedas que hacen las agencias en estos tiempos)sería la capacidad de colaboración.El poder pensarse dentro de una red humana, persiguiendo una visión común.

Mas allá del conocimiento específico de la posición ejecutiva a cubrir es imprescindible tener la capacidad de trabajar en equipo.