Coaching organizacional: aprendizaje sobre valores

La crisis económica / financiera global sigue metabolizándose con ritmo propio; ajena a los pronósticos de las mejores mentes versadas en economía.

La posiblidades de V; U ó L como forma de su evolución aún no pueden establecerse. Pero…lo que sí se muestra con claridad es que su etiología primera; está en relación a una práctica que ausente de valores, no contempla los medios para llegar a los fines, por el contrario,  los justifica. El fin último estaba a años luz del tan mentado “bien común”.

En una nota de IECO (diario Clarín del suplemento economía y negocios) Alberto Barbieri – Decano de la facultad de Ciencias Económicas de UBA – opina en uno de sus pasajes:

” La conciencia de no anteponer el interés personal al social implica conocer y respetar las normas y valores inherentes a los derechos humanos, laborales, y medioambientales y el respeto por la historia y las tradiciones culturales de los pueblos. La cultura es una inmensa valla de contención. Donde existe confianza, compromiso vocación pública y generosidad, habrá menos intereses que persigan desmedidamente el beneficio propio y puedan causar un perjuicio social como el que hemos vivido en esta crisis.

El mismo perjuicio que ya vislumbraba Adam Smith hace 240 años, ante la carencia de los mismos valores”